Anya, desde el Piso 51

Una de las más grandes fortunas que cualquier persona puede tener son los amigos. De pronto ellos te hacen conocer algunas situaciones o lugares que por X o Y circunstancia no están en «tu lista de pendientes».

Y fue precisamente en una ocasión de esas cuando pude estar en un lugar bastante agradable, en una de las partes más altas de la Ciudad de México: el Piso 51 de la Torre Mayor.

Es por ello que hoy quiero mostrarles algunas de las fotos que pude hacer a mi amiga Anya, desde ese lugar.